UNAM colabora en la coproducción internacional Maximiliano de México, sueños de poder

Viernes, 10 Octubre 2014 06:00


UNAM colabora en la coproducción internacional

Maximiliano de México, sueños de poder

*El documental dirigido por Franz Leopold Schmelzer retrata la vida de este personaje sin clichés y de forma objetiva

**Participa TV UNAM e historiadores del Instituto de Investigaciones Históricas

Con el fin de contar una historia objetiva de Maximiliano de Habsburgo, emperador de México, la televisora pública austriaca ORF con apoyo de la Universidad Nacional Autónoma de México, a través de TVUNAM y el Instituto de Investigaciones Históricas, además del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, realizan un documental sobre este personaje fundamental en la historia de nuestro país. El documental se estrenará en Austria en diciembre y en México en el primer trimestre del próximo año.

El proyecto denominado Maximiliano de México, sueños de poder pretende hacer una revisión sobre este personaje que ha sido “satanizado” en México. También se propone contar lo que se desconoce en Austria sobre él, entre otras cosas el ordenamiento de ejecución de civiles durante la guerra y de alguna forma su papel de invasor.

Ernesto Velázquez Briseño, director general de TV UNAM señaló que esta colaboración responde a la necesidad de generar contenidos distintos a los que producen la televisión comercial con temas que tienen el fin de propiciar la crítica y la reflexión.

Este proyecto fue visibilizado por el director de cine Franz Leopold Schmelzer desde hace 11 años y contará la historia de este personaje con varios matices, para descifrar quién era Maximiliano en realidad. El realizador admitió que este trabajo no se pudo haber concretado sin apoyo mexicano.

Las locaciones que se utilizaron para este documental-ficción incluyen el Castillo de Miramar, que se encuentra situado en la costa adyacente a Trieste (Italia), construido en el siglo XIX por encargo del archiduque Maximiliano de Habsburgo sobre una extensión de 22 hectáreas para compartir su estancia con su esposa, la princesa Carlota de Bélgica. Es el lugar donde una comisión de mexicanos conservadores que favorecían la monarquía en su país, durante la segunda parte del siglo XIX, se entrevistó con Maximiliano el 3 de octubre de 1863 para ofrecerle el cargo de emperador de México.

Se trata de la primera vez que un equipo de producción graba en el Castillo de Miramar donde hay mobiliario original que fue de uso cotidiano de Maximiliano y Carlota. En México las locaciones estuvieron ubicadas en Querétaro y Morelos.


Velázquez Briseño señaló que los historiadores mexicanos que participan en este proyecto son Eduardo Ruiz Guerra, Patricia Galeano y Esther Acevedo quienes han sido parte fundamental para el guión, al igual que historiadores europeos cercanos al equipo de Leopold Schmelzer.


De acuerdo con el director del documental ficción, Maximiliano de México tuvo algunos grandes aciertos como impulsar reglamentos para que se implementara la educación obligatoria en México, éste y otros aspectos serán abordados en el largometraje.


Schmelzer agradeció a todas las personas que han contribuido en el proyecto, tanto al equipo mexicano como al europeo. Se trata de una coproducción internacional en la que participan algunas de las principales televisoras culturales del mundo, tal es el caso de la televisora pública alemana ZDF, ARTE de Francia, MEDIA Programa de apoyo a medios audiovisuales y la participación de la empresa productora INTERSPOT, entre otras.


Anteriormente, la UNAM colaboró con la televisora austriaca en la realización del documental El Penacho de Moctezuma, plumaria del México Antiguo.


Maximiliano de México, sueños de poder
es dirigido por Franz Leopold Schmelzer; con el guión de Heinrich Mayer Moroni, Ingrid Götz y Leopold Schmetzer; la dirección y fotografía está a cargo de Helmut Wimmer; con la producción de Eva Gressel y Margarita Flores, el productor ejecutivo es Heinrich Mayer.