Quiero ver sangre

Martes, 24 Enero 2012 02:16

 

 

Del cuadrilátero a la pantalla y ahora en el libro ¡Quiero ver sangre! Historia ilustrada del cine de luchadores

 

 

*Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial de la UNAM

**Textos de José Xavier Návar, Rafael Aviña y Raúl Criollo

***Presentación: jueves 9 de febrero, 19:00 horas, en el Museo Universitario del Chopo

 

 

En el encuentro estelar de esta temporada, se enfrentan tres desenmascarados: José Xavier Návar, Rafael Aviña y Raúl Criollo, cada uno desde su esquina y con la mirada bien filosa para abordar los más de 70 años de historia del cine de luchadores en el libro ¡Quiero ver sangre! Historia ilustrada del cine de luchadores. El libro se presentará el jueves 9 de febrero, a las 19:00 horas, en el Foro del Dinosaurio del Museo Universitario del Chopo, con la participación de los autores.

 

Editado por la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial de la UNAM, este volumen ve la luz luego de un entramado en el ring de cinco años, más de 200 filmes revisados, así como cientos de fotografías y artículos analizados para formar la que hasta el momento es la revisión más completa de la figura de los luchadores en la pantalla grande.

 

Si las publicaciones se midieran por categoría, ésta sería de peso completo en todos los sentidos: un volumen de más de un kilo y medio que a lo largo de 318 páginas concentra entrevistas, fichas, carteles, fotografías, entre otros documentos, por lo cual representa la referencia más completa a un género fílmico que surgió en 1938 y que se documenta hasta 2011.

 

Personajes como El Santo, Huracán Ramírez, Blue Demon, Cavernario Galindo, Tinieblas, Superzán, entre otros iconos del cuadrilátero, fueron algunos de los protagonistas o justicieros que en la pantalla grande combatían a peligrosos monstruos, temidos robots asesinos, horribles momias, bellas invasoras del espacio, provocadoras mujeres vampiro y hasta diversas redes de mafiosos y asesinos.


Para Xavier Návar, el cine de luchadores representa un invento cinematográfico netamente mexicano, que no había tenido otra publicación tan completa y merecida. El único referente que existía era de la propia Universidad bajo el título de El cine de luchadores, de Nelson Carro, pero abordado desde un punto de vista más académico.

 

Curiosamente, los autores que comparten el crédito de este volumen son los que más se han dedicado a escribir sobre el cine de luchadores, por lo que decidieron reunirse para compilar la mayor información posible para darle un tratamiento crítico sobre un género que Návar calificó como divertido. "Siempre se ha atacado el género del cine de luchadores, pero hay que ver sus especificidades: es un cine para divertirse”, afirmó.

 

Para desenmascarar el tema, decidieron hacerlo desde la trinchera del humor, con tratamiento crítico, algunas trivias e información cruzada para que el ganador fuera el fanático del cine de luchadores.

 

“El género te permite echar mucho relajo y al mismo tiempo conocer cosas. Tuvimos que darle un contexto iconográfico”, comentó Návar. Es por eso que se aventaron desde la tercera cuerda para sumergirse en el archivo de la Filmoteca de la UNAM, donde con guantes en mano revisaron cientos de stills, carteles y un sinfín de materiales, para así digitalizar alrededor de 900 imágenes.

 

También se revisó material fílmico del CCC y del CUEC, así como trabajos de tesis, programas especializados, periódicos, revistas, reportajes, archivos privados y documentales que tocaban el cine de luchadores, materiales informativos que debieron analizar, valorar y sintetizar.

 

Návar explicó en entrevista que a pesar de ser un tipo de cine de entretenimiento tuvo un importante auge en los 50 en nuestro cine nacional, pues películas como las de El Santo permitían dejar más presupuesto para otro tipo de obras. Agregó que el ídolo del pancracio el enmascarado de plata, fue quien participó en más ocasiones en el séptimo arte al protagonizar más de 50 películas.

 

Tres caídas, sin límite de tiempo

 

Desde el inicio del libro, antes de subirse al ring de la lectura, se presenta la Caída de advertencia, donde Raúl Criollo y Xavier Návar aclaran que en materia del cine del pancracio es muy difícil hablar de absolutos por lo que se retoman la mayoría de los aspectos importantes como filmografía completa, estructuración de los rodajes y secuencias, así como los locutores, histriones y gladiadores, todo en materia de aproximación.

 

“Este libro fue hecho con espíritu guerrero e indomable y con paciencia zen para lograr una compilación total que venciera todas las imprecisiones derrotándolas, buscando los títulos enterrados en cuevas de momias, científicos desquiciados que nos negaban el acceso a información…”, advierten.

 

Ya en el prólogo, el escritor Juan Villoro ofrece una visión del carácter popular de la lucha libre: “Pocos ámbitos tan desmedidos como el de quienes se golpean con una elaborada gestualidad de ofensas. Ahí, la calidad no depende de la mejoría atlética ni de estrategia alguna, sino de la repetición de valores compartidos, ademanes que encarnan el bien y el mal”.

 

Posteriormente, llega la primera caída con el texto Muerte súbita, de Rafael Aviña; la segunda caída, a cargo de Raúl Criollo, con Leyendas enmascaradas; y la tercera, con Presente post mortem del cine de luchadores, de José Xavier Návar. Luego, encuentran lugar apartados como la Filmografía, Doblajes y narraciones, Personajes de culto, Capuchas internacionales, Entrevista a Santo, En sus propias palabras, Encuentro con Blue Demon, Palabras de un gigante sabio y Se fue Huracán Ramírez, entre otros.

 

La pelea aún no termina

 

Para Návar, el cine de luchadores es un género que si bien ya no está en las principales marquesinas, nunca va a desaparecer porque forma parte de la cultura popular mexicana. De esta manera, cualquier persona puede disfrutar de una pelea en la arena México un viernes por la noche o pasar un buen domingo al ver una película de luchadores. El investigador adelantó que no descartan la posibilidad de presentar una edición corregida y aumentada de esta edición.

 

El libro ¡Quiero ver sangre! Historia ilustrada del cine de luchadores de José Xavier Návar, Rafael Aviña y Raúl Criollo, editado por la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial de la UNAM ya está a venta y se puede adquirir en la red de librerías de la UNAM.

 

Historia ilustrada del cine de luchadores de José Xavier Návar, Rafael Aviña y Raúl Criollo, Fotos: Barry Domínguez

¡Quiero ver sangre!

¡Quiero ver sangre!1

¡Quiero ver sangre!2

¡Quiero ver sangre!3

¡Quiero ver sangre!4

¡Quiero ver sangre!5

¡Quiero ver sangre!6

¡Quiero ver sangre!7

¡Quiero ver sangre!8

¡Quiero ver sangre!9

¡Quiero ver sangre!10

¡Quiero ver sangre!11