El hilo de la vida. Bordados 1994-2015. Carlos Arias Muestra representativa de 22 años de trayectoria artística

Lunes, 25 Enero 2016 00:41

 

 

El hilo de la vida. Bordados 1994-2015. Carlos Arias

Muestra representativa de 22 años de trayectoria artística

 

*Inauguración: sábado 30 de enero de 2016, 12:00 hrs.
**Museo Universitario del Chopo
***Curaduría de Cuauhtémoc Medina

 

La exposición El hilo de la vida. Bordados 1994-2015. Carlos Arias reúne 75 obras de bordado de los últimos 22 años de trayectoria del artista, a quien esta técnica le resulta un medio idóneo para cuestionar convenciones de género, clase y raza, que constituyen estructuras coloniales del arte americano.

 

La exposición, que se presenta en las galerías Helen Escobedo y Rampas del Museo Universitario del Chopo, se estructura en ocho ejes temáticos: Pintura de aguja; Intervención mestiza; Cuando el hilo toma cuerpo; Sexualidad: pliegues y discursos; El “Yo” pespuntado; Retrato de familia; El hilo de la vida; y Bordado.

 

El renacimiento y la modernidad marginaron al bordado como parte del conjunto de “las artes menores”, confinándolo al trabajo doméstico-femenino, o como “artesanía” hecha por campesinos e indígenas. Sin embargo, a través de su labor como pintor-bordador, Arias ha realizado una crítica de la representación y creado un conjunto de obras que subvierten aspectos de la pintura, así como las dicotomías de lo masculino y lo femenino, lo alto y lo bajo, la materialidad y el deseo.

 

El artista chileno Carlos Arias se interesó por el uso de esta técnica en 1991, cuando sobrepuso una escena bordada a un óleo,y le pareció un desafío a la ortodoxia de la pintura, pues alteraba la oposición de lo pictórico y lo “extrapictórico”.

 

Sus primeras experiencias consistieron en realizar intervenciones en bordados hechos por otras personas; después utilizó los patrones comerciales, agregando un desarrollo visual de carácter personal. Surgió entonces la necesidad de crear diseños propios y una experimentación en torno a los valores perceptuales y las posibilidades conceptuales de los materiales.

 

El bordado le interesó por su necesidad de introspección, de estar más ligado a un tiempo de trabajo en el taller y así tener más espacio interno de análisis conceptual sobre el  quehacer artístico y su relación con el exterior.

 

“El hecho de construir un espacio plástico paso a paso, con la entrada y salida de la aguja, hace que éste deba ser pensado; así, lo que es el acto creativo se dilata y permea lo cotidiano, determinando un tiempo reflexivo e intelectual”, expresa el artista. 

Su obra ha explorado los límites de la figuración. El color, la forma que el bordado produce, ha sugerido al artista una variedad de analogías con la piel, en los cosméticos, en la escritura y el vestido.

 

Temas representados

 

Entre los temas referidos por el artista a través de esta exposición, se encuentra la  documentación y figuración de aspectos de su biografía, como son su sexualidad; la memoria de su desplazamiento del gobierno de la Unidad Popular de Chile (1970-1973);su exilio en México; y sus vaivenes entre geografías y prácticas. En varias piezas con este eje temático, hay una indagación continua acerca de sus orígenes y genealogía personal, una subjetividad abierta a una permanente reflexión y reconstrucción.

 

Destaca la pieza titulada Jornadas, lienzo de 22 metros de largo, el cual lleva el mismo número de años en proceso y que revela los sucesos más notables de la vida del artista.

 

Por otro lado, atraído por el modo en que pompones, borlas, macramé y tejido hacen del textil un arte del espacio, Arias ha explorado el potencial escultórico del hilo para crear volúmenes y generar sensaciones de orden táctil. Como resultado, las piezas de este conjunto están cargadas de erotismo y opulencia.

 

El pespunte en el bordado tiene una función similar al boceto en el dibujo,dado que expresa la noción de una idea inicial. Carlos Arias optó por utilizarlo como técnica para atrapar su propia imagen y su cuerpo. Al cabo, ofrece al espectador efigies fantasmales de sí mismo.

 

Entre 2011 y 2014, el artista produjo una serie de obras de mediano formato dedicados a perpetuar escenas de su círculo íntimo. Basados en fotografías de sus seres queridos, realizó bordados para perpetuar esas imágenes, creando una contradicción entre la inmediatez de éstas y el gasto significativo de tiempo que hizo para crear piezas melancólicas.

 

Carlos Arias (Santiago de Chile, 1964). Como resultado de la dictadura militar viajó con su familia a México, donde residió de 1975 a 1983.En 1994 decidió abandonar la pintura y dedicarse al bordado como una opción de reflexión conceptual en la labor manual; en 2004 regresó a la pintura.

 

Importantes críticos y curadores se han interesado en su obra: María Guerra, Olivier Debroise, Giorgio Verzotti, Cuauhtémoc Medina, Anthony Bond, Maaretta Jaukkuri, Betti-Sue Hertz, Nelly Richard, Osvaldo Sánchez, Magalí Arriola, Miguel Cereceda y Gerardo Mosquera.

 

Su obra se ha presentado junto a la de Mike Kelley, Anish Kapoor, Cildo Meireles, Mona Hatoum, Wim Delvoye, Santiago Sierra, Gabriel Orozco, Joseph Beuys, Alighiero Boetti, Julio Galán, Nan Goldin, Pierre et Gilles, Cézanne, Picasso, Bacon, Bourgeois, Isamo Noguchi y  Warhol, entre otros.

 

Representó a México en múltiples exposiciones, entre las que destacan:Primera Bienal de Liverpool, (Inglaterra, 1999); IlRacconto del Filo (Italia, 2003); Eco: arte contemporáneo mexicano (Madrid, 2005);Plataforma 01(Puebla, 2006); La era de la discrepancia (Universidad Nacional Autónoma de México, Malba, Buenos Aires; y Pinacoteca de Sao Paulo, 2007 y 2008); IV Bienal de Praga (2009); Neomexicanismos (Museo de Arte Moderno, México, 2011); El hombre al desnudo (Museo Nacional de Arte, 2014); Autorretratos en lo común (Museo textil de Oaxaca, 2014); ARS 01 Kiasma, (Helsinki, Finlandia, 2001), considerada la Documenta nórdica. Ha presentado su obra en San Diego Museum of Art (2002); y MuseumBeeldenaanZee (Holanda, 2002).

 

La exposición El hilo de la vida. Bordados 1994-2015. Carlos Arias, se presentó en la Capilla del Arte, Puebla, de mayo a septiembre de 2015. Actualmente una parte se encuentra en el Museo de los Pintores Oaxaqueños (MUPO, Oaxaca).Recibió la beca FONDART del gobierno chileno para realizar un proyecto en torno al hilo. Fue miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte (2004-2007).

 

Su obra es parte de varias coleccionespúblicas, entre las que se encuentran elMuseum of Textiles de Lodz, Polonia; MuseumBeeldenaanZee, La Haya, Holanda; San Diego Museum of Art (Estados Unidos); Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), UNAM; Fundación Cultural Televisa, México; y Fundación Universidad de las Américas, Puebla.

 

Es docente de la Universidad de las Américas, Puebla, desde 1998.