Rodolfo Barráez, de Venezuela, gana el Premio Internacional de Dirección de Orquesta OFUNAM

Domingo, 23 Septiembre 2018 08:53

 

 

• El premio fue entregado en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario, después de un concierto en el que los tres finalistas dirigieron distintas obras del repertorio internacional.
 
• El ganador, de 24 años, es egresado del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.
 
• Los criterios tomados en cuenta por el jurado fueron conocimiento de la música, calidad humana, habilidades necesarias para comunicarse con la orquesta y energía en el escenario.
 
 
 
El venezolano Rodolfo Barráez, de 24 años, fue el ganador del primer Premio Internacional de Dirección de Orquesta OFUNAM, galardón entregado por la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM y la Dirección General de Música de la Universidad.
 
Con gran carisma y sencillez para dirigir a la Orquesta Filarmónica de la UNAM desde el pódium, con pasión, buena técnica en el uso de las manos, conocimiento y empatía para comunicarse con los músicos, el ganador fue elegido por el jurado como el mejor intérprete de este concurso en el que participaron un total de 93 directores menores de 35 años.
 
Barráez ha estudiado música toda su vida en su país natal. Primero fue cantante, luego tocó la flauta y finalmente se decidió por el violín. Al detectar su talento como músico, sus maestros lo empujaron a incursionar como director de orquesta. Actualmente es director itinerante del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela y realiza estudios de posgrado en la Hochschule für Musik Hanns Eisler de Berlín. También fue uno de los 14 directores seleccionados en el Concurso Mahler de 2016.
 
“Yo me formé en el sistema venezolano. La primera vez que dirigí yo no sabía que podía dirigir; simplemente me paré y empecé a corregir: ‘¡violines, tal cosa! ¡maderas, ¿podemos hacer esto?!, ¡cornos!, vamos a darle un poco más”, dijo en conferencia de prensa.
 
Pero para ser director no sólo cuenta lo técnico y las ideas musicales. Eso se estudia y se aprende, indicó. “La otra cosa fundamental para un director es la parte personal (…) ¿cómo le dices a la orquesta tus ideas musicales? ¿cómo le llegas a ellos para que te respondan? Les tienes que agradar (…) y compartir ideas. No soy un dictador”, destacó.
 
Como ganador, Barráez recibió un premio de seis mil dólares, así como la invitación para dirigir un concierto durante las temporadas 2019-2021 con algunas de las casi 20 orquestas de México y el extranjero que apoyan el premio.
 
El segundo lugar, que consiste en un premio de tres mil dólares, le fue otorgado a la china Jiajing Lai, de 27 años de edad. La OFUNAM también le otorgó a Lai un reconocimiento especial por su gran desempeño en el escenario durante el concierto y los días previos de eliminatorias y ensayos; este premio consistirá en dirigir un concierto con la orquesta. El tercer lugar, de mil 500 dólares, fue otorgado al español-estadunidense François López-Ferrer, de 28 años de edad.
 
En la etapa eliminatoria, realizada del lunes 17 al miércoles 19 de septiembre, 11 directores ensayaron con la OFUNAM durante 30 minutos en la Sala Nezahualcóyotl. El miércoles, el jurado eligió a cuatro semifinalistas y, el viernes, seleccionó a los tres finalistas.
 
En el concierto de la final de este domingo, los tres participantes interpretaron Collage para orquesta, de Armando Luna (1964-2015), una pieza de carácter obligatorio en el concurso que destaca por el uso de todos los instrumentos, lo que supone un alto nivel de complejidad para quien la dirige.
 
La segunda pieza del concierto fue elegida por sorteo para cada uno. A Jiajing Lai le tocó el primer movimiento de la Sinfonía Núm. 2 de Brahms; a François López-Ferrer, el primer movimiento de la Sinfonía Núm. 5 de Chaikovski, y a Rodolfo Barráez, el cuarto movimiento de la Sinfonía Núm. 9 de Dvorak.
 
Los tres concursantes mostraron gran potencia y soltura para dirigir a la OFUNAM durante el concierto, pero finalmente el jurado, tras una larga deliberación de casi hora y media, se inclinó por Barráez.
 
En conferencia de prensa, el jurado destacó que algunos de los criterios para elegir al ganador fueron: que el director sea un gran músico, demostrar su calidad humana, tener las habilidades necesarias para comunicarse con la orquesta con señas y movimientos gestuales y reflejar energía en el escenario.
 
En la ceremonia final, los organizadores también reconocieron el trabajo del resto de los concursantes que llegaron a la etapa eliminatoria, a quienes les otorgaron un diploma. Entre ellos, destaca el mexicano Jorge Vázquez, quien quedó en cuarto lugar. El resto de los directores provenía de países como Israel, Colombia, Estados Unidos y Singapur.
 
Los jóvenes directores agradecieron en todo momento la creación de este premio y aplaudieron que México, y en particular la UNAM, fomenten su trabajo y la creación de nuevos talentos entre las generaciones más jóvenes.
 
El jurado de esta primera edición del Premio estuvo integrado por Massimo Quarta, director artístico de la OFUNAM; Atso Almila, director de orquesta en la Academia Sibelius de la Universidad de las Artes en Helsinki, Finlandia; Josep Caballé Domenech, director musical de la Orquesta Filarmónica de Bogotá; Claire Gibault, creadora de la Orquesta Mozart de París, y el mexicano Jorge Mester, reconocido director a nivel internacional y actualmente director artístico de la Orquesta Filarmónica de Boca del Río.
 
El Premio Internacional de Dirección de Orquesta OFUNAM será un concurso bianual. El galardón está inspirado en el Premio Internacional Eduardo Mata de Dirección de Orquesta que se entregó la década pasada, pero ahora tiene la particularidad de estar íntegramente organizado por la UNAM.