Relación entre música y poesía vista a través de un melómano voraz

Lunes, 12 Enero 2015 06:00


Relación entre música y poesía vista a través de un melómano voraz

El escritor y poeta argentino Jorge Fondebrider (Buenos Aires, 1956) es un consumidor voraz de música, lo cual se refleja en las más de 600 páginas que componen el libro Música y poesía, que compila sus colaboraciones con el Periódico de poesía, dirigido por el poeta Pedro Serrano y editado por la Dirección de Literatura de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM y la Dirección General de Publicaciones del Conaculta.

Fondebrider se sumergió en lo más profundo del océano musical, disecciona canciones entrañables, conversa sobre grandes poetas musicales, de Bob Dylan a Leonard Cohen. Y derivado de una profunda investigación nos cuenta la historia de cómo fueron concebidos himnos generacionales como Suzanne del canadiense Leonard Cohen, Waterloo Sunset de Ray Davies y los Kinks, además entrega entrevistas producto de conversaciones íntimas con el icónico jazzista Sonny Rollins y el compositor británico Elvis Costello.

En la publicación Fondebrider aporta curiosidades y datos que sólo un verdadero melómano se ha dado a la tarea de recopilar para conocer el trasfondo musical ya sea de una banda, de una canción o de un género musical. El libro contiene ensayos y textos dedicados a cuatro principales géneros: jazz, rock, música folclórica y bossa nova, que se complementan con la mitología y genealogía de ciertos grupos.

El lector es testigo de una vorágine de datos, opiniones e información que le ayudará a acercarse al maravilloso mundo de la creación musical. Además Fondebrider explica sus primeros acercamientos con la poesía y la música, asegura que con Bob Dylan descubrió lo mejor de este género literario, lo que le llevó a descubrir autores como Walt Whitman y Dylan Thomas.

La visión que Fondebrider tiene acerca de ambos mundos creativos ha sido expresada en la columna que mantiene en el Periódico de poesía que edita la Dirección de Literatura de la UNAM, dirigido por el poeta Pedro Serrano y en donde habla de la relación que existe entre las palabras y la música desde hace más de 50 números, además de los escritos que han sido publicados en las revistas Clásica, Ñ y Teatro Colón, de Argentina; Arcadia, de Colombia; y en el suplemento cultural del diario El País, de Uruguay.

Fondebrider se asume no como crítico ni musicólogo, “escribo más bien con cierta impunidad, apenas movido por la pasión. No es la única razón, ya que, en ocasiones, estos textos deben verse como la necesidad de expiar el malhumor que me producen las distintas formas de la estupidez. En uno y otro caso, ha privado el deseo de comunicar una información que, aunque a veces circunstancial, me ha parecido de algún interés”, explica.

 

Además de hacer poesía, Fondebrider ha ejercido el periodismo cultural, colaborando con los principales diarios y revistas argentinos. De 1986 a 1992 fue secretario de redacción de la revista Diario de Poesía, desde el 2002 hasta 2006 se desempeñó como coordinador de eventos y publicaciones del Centro Cultural Ricardo Rojas de la Universidad de Buenos Aires, además creó el Club de Traductores Literarios de Buenos Aires, organización que en la actualidad está en pleno funcionamiento.