En Dido y Eneas, Las relaciones de amor y desamor

Martes, 12 Noviembre 2013 00:53


En Dido y Eneas, Las relaciones de amor y desamor

*Salón de Danza de la UNAM

**13, 14 y 15 de noviembre

***Entrada libre

El amor, el orgullo y los prejuicios sociales pueden ser algunos elementos que interfieren en el desarrollo personal de los individuos, tal y como se refleja en la ópera clásica Dido y Eneas del compositor inglés Henry Purcell.

Bajo este mismo título, el coreógrafo Óscar Ruvalcaba presentará una pieza de danza contemporánea en el Salón de Danza de la UNAM, los próximos 13, 14 y 15 de noviembre. La pieza cuenta la historia de Dido, reina de Cártago, y Eneas, héroe troyano, quienes se debaten entre el amor y el orgullo cuando se tienen que separar por los prejuicios sociales.

El también bailarín comentó su fascinación por la historia griega y romana, además de conocer el mundo mitológico, por lo que se dio a la tarea de investigar sobre esta pieza y construyó otra historia acompañada por música barroca y que alude a la Inglaterra de Shakespeare; un poco más humanizado y el drama reducido a los problemas más íntimos.

Explicó que lo primero que hizo fue llevar la ópera en términos dramáticos para teatro y luego desarrollarla a través de la danza, respetando el sentido central de la ópera, la historia de amor imposible y la inherente tragedia.

Es una lectura en danza del teatro, con música de Purcell, sólo que en lugar de teatro es danza. Se trata de música apta para ser bailada. Ruvalcaba confesó que el mayor reto fue respetar el espíritu original, ya que se habla de danza con historia; entonces trató de buscar que el espectador entienda lo que está sucediendo y que les quede claro a nivel dramático, porque la danza es abstracta, entonces es necesario que el público lo interprete.

Sobre este tema, añadió que la danza contemporánea es hoy en día un abanico de intereses, por lo que cada director busca relacionar al público con lo que está viendo.


Lo esencial

En escena participan cuatro bailarines, quienes desarrollan la historia principal, pero se suman otros tres que están mezclados con el público. La pieza se redujo visualmente a las proporciones más esenciales del relato, ya que no se trata de un montaje histórico, sino que se buscó resaltar el conflicto central, que es la relación entre Dido y Eneas, y los personajes de las brujas que representan cuestiones como el destino y la maldad que se oponen al amor entre ellos.

“El subconsciente es otro elemento que se interpone entre ellos, todos hemos tenido alguna historia en donde queremos algo profundamente pero nuestro subconsciente se encarga de traicionarnos”, dijo.

Sobre la pertinencia de presentar esta obra, mencionó que los clásicos siempre están vigentes y dijo que actualmente pesan mucho las construcciones sociales. Así lo propone la obra, pues la máscara que mostramos ante la sociedad muchas veces puede pesar más que nuestra más profunda necesidad de amar y de ser amados.

“Hoy en día nos sigue afectando que nuestra función y rol en la sociedad pese más que nuestro sentido de pertenencia a nivel humano. Vivimos en un mundo complicado porque las ideologías ya no son bien vistas y los individuos tenemos que tomar nuestro propio sistema de valor frente a las cosas, pero a veces está determinado por la sociedad de mercado, entonces también tenemos una trampa, porque define mucho de lo que pensamos y sentimos”, agregó.

Subrayó que lo que busca con esta pieza, al igual que Purcell, es conmover al espectador a través de lo que se representa para que de alguna manera voltee a su entorno y a dentro de sí mismo y encuentre algo para poner en juego sus propias construcciones personales acerca del amor y sus necesidades personales.

“Espero que todo el mundo se quiera acercar a la obra, porque es un tema actual y muy significativo”, expresó.

Añadió que es un gusto presentar su pieza en el Salón de Danza de la UNAM, ya que es espacio muy íntimo que representa un reto porque los bailarines están en contacto directo con el espectador y no hay ninguna máscara, sino la realidad de lo que está ocurriendo en ellos y la creación espontánea del momento amparado por un diseño coreográfico.

 

Dido y Eneas, bajo la dirección de Óscar Ruvalcaba, se presentará en el Salón de Danza de la UNAM, en el Centro Cultural Universitario, los días 13, 14 y 15 de noviembre a las 19:00 horas. Entrada libre.