El MUAC en tu casa, una experiencia para todos

Martes, 29 Enero 2019 12:58

 

 

¿Te imaginas que la sala de tu casa o tu propia recámara se convirtieran en un lugar para exhibir piezas de arte contemporáneo? ¿Y que tus familiares o vecinos acudieron ahí como si se tratara de un museo? Pues la UNAM lo hace posible gracias al proyecto “El MUAC en tu casa”.

Por séptimo año consecutivo, el MUAC llevará obras de su colección a los hogares de alumnos de las Prepas y los CCH de la universidad como parte de una iniciativa única y original del museo, cuyo objetivo es acercar el arte contemporáneo no sólo a los estudiantes de la UNAM sino a la ciudadanía en general, así como detonar en ellos reflexiones críticas sobre la situación de la violencia de género en México, el abuso de las drogas y otras problemáticas sociales.

“Cuando las familias se involucran generan más impacto en la comunidad: los abuelos, los papás y los hermanos (de los alumnos) se vuelven difusores, lo que va creando una comunicación en el barrio y una apropiación de la pieza. En una ocasión, en una clausura de una obra en Xochimilco la fiesta se hizo tan grande como si estuvieran festejando a un santo”, contó Miriam Barrón, una de las artistas encargadas del proyecto.

Cada año, el MUAC lanza la convocatoria dirigida a los alumnos de los tres grados de bachillerato de los subsistemas de la UNAM y selecciona a seis grupos de cuatro integrantes cada uno. Se elige a quienes tengan la propuesta más original sobre cómo divulgar las obras en su comunidad y cómo generar cambios sociales a partir del arte.

La última convocatoria acaba de cerrar, por lo que a finales de febrero se estará montando la séptima edición de “El MUAC en tu casa”. Antes, un grupo del museo elegirá las piezas y revisará las condiciones físicas de los lugares en donde serán exhibidas durante 7 semanas. El objetivo es que los creadores de las obras también acudan a los domicilios para que dialoguen con la gente.

Hasta ahora, piezas de artistas mexicanos como Ulises Figueroa, Mónica Mayer, Lorena Wolffer, Tania Candiani o el venezolano Néstor Quiñones, entre muchos otros, han llegado a zonas de la Ciudad de México como Xochimilco, la Nápoles, Azcapotzalco, Aragón y hasta Ecatepec.

Para los alumnos participantes, la experiencia ha sido altamente gratificante, aleccionadora y sorpresiva. Por un lado, porque interactúan con los artistas, los conocen como personas y observan cómo trabajan en sus talleres y, por otro, porque entienden más sobre arte contemporáneo, sobre la gestión y la administración cultural y el trabajo en equipo.

“Es grandioso que con objetos que tenemos cotidianamente se pueda hacer arte (…) Estamos muy acostumbrados a que el arte es como pintura, escultura y todo eso. A mí me impactó mucho porque yo (antes) decía: ‘¡ayy eso no es arte!’ Pero sí, tiene historia y nos lleva a un objetivo”, señaló una de las jóvenes que recibió al MUAC en su casa en las ediciones anteriores.

“Creo que ahora voy a estar mucho más cerca de los museos de lo que estaba antes. Esta experiencia está increíble porque te acerca al arte muchísimo, aprendes mucho desde que vas al MUAC, entras a los fondos restringidos y a pláticas de museografía. Entiendes más del arte y llevas la experiencia a otras personas de tu comunidad. Gracias”, indicó otro alumno participante.

Para los artistas también ha sido una gran experiencia porque los acerca a un público nuevo y joven. “El público con el que me interesa hablar son las chavas y los chavos. (El proyecto) me parece una gran oportunidad para dialogar, para conocer las condiciones en las que viven, las cosas que piensan y las cosas que les preocupan”, asegura Lorena Wolffer, quien llevó su obra “Evidencias”, sobre objetos relacionados a la violencia contra las mujeres, a una de estas casas.