La artista Jill Magid perturba y desafía el plano del derecho de autor desde el arte conceptual

Miércoles, 03 Mayo 2017 23:42

 

 

 

 

*Sin importar el mérito o el destino del anillo de diamante realizado con las cenizas del arquitecto Luis Barragán, esta obra de Jill Magid, titulada La propuesta, debe ser protegida por las leyes autorales 
**Como una propuesta inusual que “perturba y desafía el plano del derecho de autor desde el arte conceptual”, fue considerada la obra de la artista estadounidense, en la tercera mesa de debate organizada por la UNAM en relación a la exposición de la creadora en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) 
***La cuarta mesa de diálogo, titulada Perspectivas éticas y filosóficas se llevará a cabo mañana jueves 4 de mayo a las 17:00 horas en el auditorio del Museo

 

 

El trabajo multidisciplinario de la artista estadounidense Jill Magid en torno al arquitecto mexicano Luis Barragán, fue desarrollado conforme a ordenamientos legales y se trata de una obra artística original que debe ser protegida por las leyes autorales, señalaron especialistas durante la tercera mesa de debate Enfoques jurídicos que se llevó a cabo hoy en el Instituto de Investigaciones Jurídicas para analizar la exposición Jill Magid. “Una carta siempre llega a su destino”. Los Archivos Barragán, que se exhibe en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC).

 

Los expertos Angelina Cue Bolaños, directora de Cue & Asesores; Luis C. Schmidt, socio de Olivares y Compañía; Jorge Ringenbach, catedrático de la Facultad de Derecho de la UNAM e Ingrid Brena y Sesma, investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, coincidieron en que la obra de Magid es una creación, de acuerdo con lo que señala la Ley Federal de Derecho de Autor, las legislaciones nacionales y al Convenio de Berna para la protección de las Obras Literarias y Artísticas.

 

Cue Bolaños dijo que sin importar el mérito o destino que guarde la obra La propuesta, pieza que fue elaborada con un 25 por ciento de las cenizas de Luis Barragán, debe ser protegida por las leyes autorales, desde la perspectiva de autoría de la propiedad intelectual de la obra. Indicó que además, de acuerdo con la Ley Federal de Derechos de Autor, la transmisión de derechos del archivo profesional de Barragán se hizo de forma legal.

 

El sistema de protección de archivos en México es lamentable, ya que no hay voluntad política ni cultural para conservar el patrimonio, por lo que los derechos patrimoniales o económicos del archivo profesional de Barragán son detentados legítimamente por la Fundación que lleva su nombre y que pertenece a la empresa Vitra, con fundamento en la compra venta realizada por los herederos y la empresa, señaló.

 

El abogado Schmidt comentó que la negativa de Federica Zanco, directora de la Fundación Barragán, en Suiza, para que Magid accediera al archivo profesional del destacado arquitecto mexicano provocó una propuesta inusual en la que la artista estadunidense “perturba y desafía el plano del derecho de autor desde el arte conceptual”.

 

Respecto al papel de la autoridad en torno al resguardo del legado de un creador reconocido como Barragán, Ringenbach consideró que la ley da pistas pero en México no hay voluntad para explorar la posibilidad de solicitar que regrese su archivo mediante la figura de una licencia por causas de utilidad pública. Consideró como una paradoja que se tenga acceso de manera más simple al archivo personal de Barragán,  que al profesional.

 

Otro de los temas que se analizó fue la legalidad en la extracción del 25 por ciento de las cenizas de Barragán, que se encuentran depositadas en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres, para la elaboración del anillo de diamante.

 

Ingrid Brena y Sesma advirtió que existe una irregularidad en la extracción de las cenizas ya que cuando los restos de Barragán fueron trasladados de la cripta familiar del cementerio de Mezquitán, Guadalajara a la Rotonda, se realizó un decreto en el que los restos serían manejados con distinto tratamiento por ser considerado un personaje célebre y ese decreto se tuvo que haber revocado para sustraer el 25 por ciento de las cenizas.

 

No obstante los demás participantes consideraron que no hay violación en este acto, ya que los herederos legítimos dieron su aprobación y se cumplió la legislación.

 

Angelina Cue finalizó destacando que el MUAC, donde se exhibe la muestra Jill Magid. “Una carta siempre llega a su destino”. Los Archivos Barragán,  tiene derecho, como cualquier museo del mundo, a presentar exposiciones que su comité curatorial y de programación, así como el consejo académico consideren adecuadas para el conocimiento del público, conforme a los artículos 6 y 7 de la Constitución, que garantizan la libre manifestación de las ideas y la libertad de difundir opiniones, información e ideas a través de cualquier medio.

 

Bajo el título Perspectivas éticas y filosóficas mañana jueves 4 de mayo se realizará la cuarta mesa de diálogo a las 17:00 horas en la sala de conferencias del MUAC. Participarán: José Luis Barrios, catedrático de la Universidad Iberoamericana; Juan Carlos Henríquez, S. J., director del Centro de Experimentación y Pensamiento Crítico, Universidad Iberoamericana; Jorge Linares, director de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM; Gabriela Méndez Cota, catedrática de 17, Instituto de Estudios Críticos y  Jorge Jiménez Rentería, director general adjunto de promoción cultural, AMEXCID, como moderador.