Vergüenza de los héroes

Martes, 17 Agosto 2010 23:39

 

Propone Vicente Quirarte una revaloración de los héroes nacionales

 

*Imágenes disponibles en: www.difusioncultural.unam.mx/saladeprensa/
*
*30 de agosto, 1, 3, 6 y 8 de septiembre, Sala Carlos Chávez
***Recuperación $600, descuentos especiales
****El curso Vergüenza de los héroes. Realidad y mitología del panteón nacional,

impartido por Vicente Quirarte dentro del ciclo Grandes Maestros.UNAM,
podrá conseguirse en Descarga Cultura

 

 

Los héroes forman parte de nuestra vida cotidiana. Los tenemos en las arterias: son las calles de la ciudad, los nombres de escuelas, de ciudades. Sin embargo los ignoramos, explica Vicente Quirarte; tenemos vergüenza de aquellos que, por otro lado, mostraron el valor de levantar la voz ante la injusticia y la ceguera de los otros.

 

Frente a esa contradicción, el escritor, académico e investigador articuló el curso Vergüenza de los héroes. Realidad y mitología del panteón nacional, que impartirá el lunes 30 de agosto, 1, 3, 6 y 8 de septiembre en la Sala Carlos Chávez del Centro Cultural Universitario de 17:00 a 20:00 horas.

 

Con ello, el doctor en Literatura mexicana Vicente Quirarte se suma al ciclo Grandes Maestros.UNAM, que busca vincular destacados académicos de esta casa de estudios con públicos fuera de las aulas. El curso será grabado y puesto en línea en Descarga Cultura, el podcast cultural de los universitarios.

El investigador del Instituto de Investigaciones Bibliográficas y profesor de la Facultad de Filosofía y Letras busca desentrañar cómo aquellos seres de excepción, quienes conforman el “panteón nacional”, se erigieron en héroes. Pero enfatizará la manera en que son valorados por la sociedad actual.

¿A qué héroes se refiere? “Desde un Miguel Hidalgo y Costilla que se da cuenta de que no hay otro remedio que tomar las armas, hasta un Belisario Domínguez que, ante el Congreso, levanta la voz para enfrentar el discurso de las letras al de las armas a costa de su vida”.

 

El temario contempla los puntos: Cuauhtémoc y otros héroes a la altura del arte; Hidalgo, hombre de acción y de pensamiento; Armas y letras de la guerra entre México y Estados Unidos; Benito Juárez, el héroe en la imaginación creadora, así como Los otros niños héroes. Olvidados de la Revolución.

 

Amenazadas, las garantías por las que lucharon

 

De acuerdo con Vicente Quirarte, “tenemos que estar en guardia para que la celebración (del centenario de la Revolución Mexicana y el bicentenario de la Independencia) no sea sólo superficial y no nos quedemos con ‘la galana pólvora’, el juego del artificio, como decía Ramón López Velarde”.

 

Por ello, dedica este curso al análisis de la formación y transformación de los héroes y lo heroico en la historia, la literatura, las artes plásticas, la mitología y la vida cotidiana de México.

 

“Las garantías por las que lucharon todos estos héroes están seriamente amenazadas”, señaló el escritor en entrevista; debemos “regresar a esos principios, a lo que Francisco Zarco llama el espíritu liberal de la Constitución: defender nuestra integridad, conocer nuestros derechos como mexicanos”.

 

Según el planteamiento del curso, en nuestro panteón heroico, los protagonistas que establecen el imaginario de identidad nacional, experimentan tantas transformaciones como el discurso político lo requiere.

 

“El curso tiene una finalidad fundamentalmente literaria: ver el modo en que los héroes históricos también se han incorporado a la tradición literaria y cómo también se han incorporado al imaginario en pinturas, grabados, caricaturas”, explicó Quirarte.

 

Por ello, pretende aclarar algunas categorías para acercarse a la historia: una cosa es el culto a los héroes y otra, muy distinta, la práctica de una retórica que los desgasta y los transforma en estatuas sin un papel activo.

“Una estatua debe ser un elemento activo, no sólo decorativo. Y los héroes fueron seres con pasiones y defectos como todos los hombres, pero con virtudes mayúsculas. Tuvieron el valor para superar una serie de adversidades e incluso dar la vida. Pero creo que tan heroica es la actuación de Hidalgo dando el grito de independencia como sus últimos instantes, cuando antes de ser fusilado repartió dulces entre los  soldados que le causaron la muerte”.

 

A los héroes, indicó Quirarte, hay que estudiarlos, cuestionarlos: no hay que entregarse a ellos como si fueran santos. Porque cuestionarlos y estudiarlos no les quita grandeza. Al contrario: verlos con todas sus luces y sombras ofrece un modelo más humano.

 

“Se nos enseña desde la escuela primaria a verlos como seres sagrados, intocables y nunca la parte humana; o se hace crecer la leyenda en torno a ellos y no se ve la parte más sustancial. Debemos encontrar un punto medio que nos haga entender que la grandeza de un héroe radica en su capacidad para reconocerse ser humano, pero también ir por encima de las acciones normales de los hombres”.

 

Por ello, el reto debe ser revitalizar la figura de los héroes. Porque el héroe es una metáfora, y la metáfora se desgasta si no se le infunde nuevo vigor; si no adquiere, con nuevas lecturas, vida inédita. La misión de la Historia es ver las transformaciones y adecuaciones del héroe, sin negarle la calidad ganada por sus hechos excepcionales.

 

“Me parece criminal que a estas alturas alguien diga que los niños héroes no existieron: existieron los seis cadetes nominales que conocemos en la historia, pero también  hay una serie de personajes como los niños que Guillermo Prieto rescata en sus poemas y los cadetes de los que habla José María Roa Bárcena. Hay niños héroes que la historia no reconoce como Miramón y Leandro Valle, que participaron muy jóvenes en la a batalla pero no murieron. Eso hay que pensar: no hay que morirse para ser héroe“.

 

El curso Vergüenza de los héroes. Realidad y mitología del panteón nacional se realizará el lunes 30 de agosto, 1, 3, 6 y 8 de septiembre en la Sala Carlos Chávez del Centro Cultural Universitario de 17:00 a 20:00 horas. La cuota de recuperación es de $600, con descuentos para académicos, estudiantes, trabajadores de la UNAM y adultos mayores con credencial vigente. Se otorgará constancia de participación.

 

El curso Vergüenza de los héroes

Vicente Quirarte

Vicente Quirarte1

Vicente Quirarte2