Blanca Luz Pulido

Martes, 19 Febrero 2013 00:05

 

Los objetos cotidianos de Blanca Luz Pulido

Poemas para alumbrar la realidad

*En Descarga cultura. UNAM

 

Letras mexicanas en voz de sus autores es el nombre de una de las series más interesantes que ofrece el portal de podcasts universitario Descarga Cultura.UNAM. Se trata de un espacio donde los escritores de nuestro país dan lectura a sus propias obras literarias, lo que redunda en un acercamiento aún mayor con el lector tradicional; en este caso, transformado en activo escucha gracias a los avances tecnológicos.

 

De ahí que quienes están al tanto de las novedades que semana a semana engrosan el contenido del sitio, hayan podido escuchar, entre muchas otras, las voces de autores como Ernesto de la Peña, Tomás Segovia, Javier Sicilia, Élmer Mendoza y Eduardo Casar, lista a la que recientemente se ha sumado la poeta mexiquense Blanca Luz Pulido.

 

Habiendo realizado estudios de lengua y literatura hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, esta profesora universitaria también ha destacado como traductora de autores de la talla de Gustave Flaubert, así como de algunos escritores en lengua portuguesa como Nuno Júdice y Fiama Hasse Pais Brandão.

 

Con el propósito de abundar en torno a los contenidos de su autoría que actualmente se pueden escuchar en Descarga Cultura.UNAM, charlamos con Blanca Luz Pulido, quien nos comentó que la selección del sitio está basada en poemas recientes. “Más que una muestra de tipo antológico, lo que quise fue dar una idea a los usuarios de lo que he estado escribiendo durante los últimos años. Sobre todo, me interesaba que fueran textos que al lector no le fuesen difíciles de conseguir ya que, la gran mayoría, forman parte de un libro llamado Cerca, lejos, de próxima aparición en editorial Textofilia”.

Pulido precisó que se trata de una serie de textos que refieren realidades concretas y más directamente aprehensibles, pero viendo el lado oculto o paradójico de objetos o situaciones con las que convivimos cotidianamente, de ahí que algunos de los títulos sean,  por ejemplo: “Vaso roto”, “Botones”, “Incienso”, “Puertas” o “Desmemoria”…

 

En efecto, agregó, todos ellos son elementos que están muy al alcance de nuestros sentidos y, por tanto, ya ni siquiera reparamos en ellos. Son cosas que están cerca de nuestra cotidianidad, pero paradójicamente lejos. Y lo que intento es revelar zonas de ellas que por lo regular no vemos.

 

“Un ejemplo puede ser la libreta de direcciones. No hay nada que nos haga sentir un abismo tal con nosotros mismos y nuestro pasado que abrir una libreta de direcciones vieja. Es un abismo en el tiempo. O, un vaso roto, que es algo tan cotidiano, pero que puede constituir un símbolo general de la muerte o de todas esas pequeñas pérdidas que se van acumulando en nuestra existencia cotidiana.”

 

La escritora comentó que recientemente estaba leyendo a la poeta peruana Blanca Varela, quien decía que en algunas ocasiones había dejado de poner puntuación porque así le parecía que lo necesitaban sus poemas. “En cambio yo, al contrario. Para mí es sumamente necesaria la puntuación, porque me gusta mucho marcar una especie de síncopa en el lenguaje, marcar un ritmo. Para mí el lenguaje de la poesía está muy cerca del de la música.”

 

En el conjunto de poemas, Pulido juega con la idea de la perspectiva de “cerca” y “lejos”, que encarna incluso en el poema intitulado “Bifocales”…

 

Al respecto dijo que a medida que una persona va envejeciendo, va teniendo una conciencia más aguda del tiempo que tiene y de los límites que la realidad del propio cuerpo le va fijando. Y con los lentes bifocales esa rayita es muy clara, es como si tuvieran un letrero de “Cerca-Lejos”. Todo el tiempo estamos cambiando de dimensión respecto a la velocidad con la que vivimos: hay cosas que requieren paciencia como proyectos de largo aliento y, cosas que si no se hacen rápido, simplemente no se llevan a cabo. Y, claro, también hay un juego abierto con la paradoja de la que hablábamos, de la aparente cercanía de los objetos cotidianos y al mismo tiempo de su lejanía.