La UNAM abre sus “puertas” a la ópera de Barbazul

Martes, 28 Agosto 2018 07:38

 

 

  • Como parte del Festival IM•PULSO 2018 se presenta la ópera El castillo de Barbazul, de Béla Bartók, este fin de semana en la Sala Miguel Covarrubias 
  • Está basada en el cuento La Barbe-Bleue, de Charles Perrault, a su vez inspirado en la leyenda del sanguinario barón francés Gilles de Rais, a quien se le atribuyen sádicos crímenes en el siglo XV 
  • Será interpretada por la Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata (OJUEM), con la soprano Dhyana Arom y el barítono Enrique Ángeles

 

 

 

Las famosas puertas de El castillo de Barbazul, la ópera más importante de Hungría, serán abiertas en la UNAM, en el marco del Festival IM•PULSO Música Escena Verano UNAM.

 

La historia de Judith y el duque Barbazul, quien esconde con increíble celo los oscuros secretos de su pasado, será presentada en la Sala Miguel Covarrubias el sábado 1 de septiembre, a las 7 de la noche, y el domingo 2, a las 6 de la tarde. La Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata (OJUEM) será la encargada de musicalizar este clásico escrito en 1911 por el compositor húngaro Béla Bartók.

 

Sin el consentimiento de su familia y haciendo a un lado a su prometido, Judith (Dhyana Arom, soprano) decide casarse con Barbazul (Enrique Ángeles, barítono), un hombre muy poderoso que de inmediato se la lleva a vivir a su fortaleza.

 

Ambos lucen enamorados, pero ella realmente no lo conoce. Al llegar al castillo, Judith se sorprende de lo frío y oscuro que está el lugar y se da cuenta de que hay siete puertas cerradas bajo llave. ¿Por qué? El duque le dice que jamás deberán ser abiertas, pero al final cede en cada una ante la insistencia de su esposa.

 

El amor de Judith parece ser incondicional pese al terror que observa. Ella solo ve luz en el resplandor de las armas con sangre, en los ríos de lágrimas y en las joyas obtenidas con la muerte que descubre en cada cuarto. Al llegar a la séptima puerta, Barbazul muestra mayor resistencia, pero ella quiere saber más sobre él, lo que al final la conduce a un fatídico desenlace.

 

La ópera está basada en el cuento La Barbe-Bleue, de Charles Perrault (1625-1703). El escritor francés, autor de obras como Cenicienta, se habría inspirado en la leyenda del barón Gilles de Rais, a quien se le atribuyen sádicos crímenes y el secuestro, tortura y vejaciones de cientos de niños en la Bretaña francesa de la primera mitad del siglo XV. El mariscal siempre mostraba arrepentimiento, pero volvía a cometer sus fechorías.

 

El Castillo de Barbazul es una obra con múltiples interpretaciones. Para la soprano Dyana Arom, la temática es de gran relevancia por el contexto de violencia hacia la mujer y la alta tasa de feminicidios que se registra actualmente en México. Enrique Ángeles, por su parte, considera que la ópera muestra una gran metáfora sobre los “monstruos” que tenemos todos como personas.

 

“Esta es una ópera que nos habla de una forma muy profunda sobre el ser humano. Es poética, bella a nivel estético, musical y visual. Tiene muchos significados y símbolos (…) Pero buscamos que el público pueda formarse su propia interpretación”, indicó Jesús Delgado, director de escena, quien señaló que el montaje es muy contemporáneo y un tanto surrealista, con juegos de luces que simulan las puertas y vestuarios que no hablan de una sola época, sino de varias, por tratarse de un mensaje atemporal. “Todo está pensado de una forma inteligente para llegarle al espectador mexicano de hoy en día”.

 

Para lograr que este clásico “tan musicalmente complejo” pudiera ser interpretado en el Centro Cultural Universitario, la UNAM tuvo que tramitar los permisos de los derechos correspondientes y coordinar grandes esfuerzos en muchas de sus áreas, destacó Delgado, quien invita al público en general a no perder esta gran oportunidad para ver una obra de calidad.

 

Cabe señalar que los cantantes tuvieron clases de húngaro hasta por 3 meses para afinar su dicción. El idioma, sin embargo, no será un problema para los asistentes pues la UNAM instalará pantallas en la sala con los subtítulos en español. La obra tiene una duración de casi 70 minutos.