Propitia Sydera, un viaje sonoro y visual por el barroco y el contemporáneo IM•PULSO Música Escena Verano UNAM

Jueves, 23 Agosto 2018 09:18

 

 

• El 25 y 26 de agosto, la Sala Miguel Covarrubias del CCU será la sede de este arreglo de múltiples obras musicales del barroco europeo y virreinal (siglos XVII y XVIII), elaborado bajo la dirección artística de Diego Vázquez y la dirección musical de Raúl Moncada

 

Propitia Sydera promete ser un espectáculo de contrastes: visualmente moderno y sonoramente antiguo. Un programa hecho para la inauguración del Festival IM•PULSO Música Escena Verano UNAM en el que participan el Taller Coreográfico de la UNAM (TCUNAM) y la Academia de Música Antigua (AMA-UNAM).

 

El 25 y 26 de agosto, la Sala Miguel Covarrubias del CCU será la sede de este arreglo de múltiples obras musicales del barroco europeo y virreinal (siglos XVII y XVIII), elaborado bajo la dirección artística de Diego Vázquez y la dirección musical de Raúl Moncada.

 

Para ambas agrupaciones el evento es una fiesta doble. El TCUNAM también celebra 48 años de vida y arranca su temporada número 100; la AMA-UNAM festeja un año de su creación y la reciente incorporación a su orquesta de un coro compuesto por 12 jóvenes músicos (3 sopranos, 3 altos, 3 tenores y 3 bajos), todos bajo la coordinación de Jorge Cózatl.

 

La curaduría de Propitia Sydera fue pensada a detalle para hacer lucir el trabajo en danza de los bailarines del TCUNAM y a las voces de este nuevo coro para pulir la formación de sus integrantes, uno de los propósitos fundamentales de este festival transdisciplinar impulsado por el área de Difusión Cultural de la Universidad, explicaron los directores artísticos.

 

El programa de esta obra se divide en dos partes. La primera se llama King Arthur y es una Suite de la opereta de Henry Purcell que lleva ese mismo nombre. Irá acompañada de una Suite coreográfica con personajes del siglo XVIII que usarán pelucas “muy a la Moliere”. En escena habrá cuatro bailarines y los 12 miembros del coro de la AMA-UNAM tendrán vestuario especial.

 

La segunda parte también se llama Propitia Sydera y está conformada por obras de William Boyce, Antonio Vivaldi y Georg Muffat, así como por el himno procesional peruano Hanacpachap Cussicuinin, un canto especial barroco escrito para la Virgen María con texto en quechua. Una de las piezas clave de esta segunda parte es Propitia Sydera, de Muffat, la cual inspiró a Vázquez para realizar la coreografía y nombrar así el espectáculo completo.

 

En este fragmento participan 13 bailarines, quienes usarán trajes muy contemporáneos, incluso con máscaras antigás y bacteriológicas, y en otros momentos estarán casi desnudos.

 

“Es una obra conformada por siete escenas y habla sobre la Propitia Sydera, que significa Estrellas Favorables en latín. Me interesaba hablar sobre los contrastes entre luz y oscuridad, entre la vida y la muerte, entre la guerra y el amor, así como del sol y el agua (…) Mi interés fue crear una especie de collage musical que sonara armónico y a la vez orgánico”, indicó Diego Vázquez, quien también es el encargado del diseño del vestuario.

 

La iluminación es un trabajo de Gabriel Torres, quien planea impresionar con haces de luz concentrados y otros efectos que prometen crear un ambiente muy pocas veces visto en la Sala Miguel Covarrubias.

 

Los directores invitan al público universitario y al público en general a aprovechar el Festival IM•PULSO por tratarse de una iniciativa que celebra la inclusión, la formación y la armoniosa colaboración entre sus distintos artistas y escuelas. Asimismo, los convocan a ver la obra de Propitia Sydera por su aportación estética y artística, y tener la oportunidad de apreciar una mezcla muy peculiar entre el estilo barroco y contemporáneo, que no es tan usual en México.