La imaginación, fundamental en los nuevos hallazgos para generar movimiento a través de las prótesis: Richard Andersen, en El Aleph

Sábado, 02 Junio 2018 11:38

 

 

• Richard Andersen director del Centro T&C Chen de Interfaz Cerebro-Máquina en el Instituto de Tecnología de California, habló sobre el descubrimiento del mapa anatómico del cerebro que sirve como puente entre sensación y acción

• El científico mexicano Pablo Rudomin explicó la complejidad del entramado neuronal conectado a la médula por medio de rutas fijas, así como la relevancia de los receptores sensoriales que proveen información sobre los eventos ocurridos en la periferia, para que el cuerpo del ser humano actúe y su mente piense

• Consulta la programación del El Alelph. Festival de Arte y Ciencia en www.cultura.unam.mx/elaleph

La imaginación fue trascendental para los nuevos hallazgos que han permitido a personas con parálisis en brazos y piernas recuperar movimiento a través de prótesis, afirmó el investigador Richard Andersen, en una charla donde habló sobre el descubrimiento del mapa anatómico del cerebro que sirve como puente entre sensación y acción.

Como parte de El Aleph. Festival de Arte y Ciencia, Andersen habló sobre el desarrollo de nuevos mecanismos de comunicación, entre la máquina y la mente, mediante implantes en la corteza parietal posterior, área que juega un papel importante en la generación de movimiento.

El estudio de casos de pacientes con lesiones de médula espinal de alto nivel en los que participó Andersen, indicaron que después de pedir a la persona que imaginara que realizaba un movimiento, o que quería alcanzar un objeto, el flujo sanguíneo de la corteza parietal posterior aumentaba.

Los experimentos muestran que se puede interpretar o descodificar la señal neural y utilizarla para controlar un dispositivo interno. Esta tecnología beneficiaría a los pacientes con lesiones de médula espinal, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica y otras distrofias musculares.

El proceso para generar movimiento en el cerebro entra por la corteza visual, se procesa por la corteza pariental posterior y otras áreas de asociación, luego va a la corteza motora y por último a la médula espinal que manda las señales a músculos correspondientes para moverlos y hacer una tarea se rompe este circuito cuando hay una lesión. Por ello la meta es implantar estas señales de ejecución en la trayectoria, para controlar el miembro.

“Podemos ver que la corteza pariental posterior es una fuente rica de señales para aplicaciones con prótesis neurales, las señales de intención se pueden utilizar en supervisión compartida entre humanos y computadoras para mejor desempeño”, concluyó Andersen sobre esta investigación multidisciplinaria.

Las redes neuronales y el conocimiento

¿Qué sucede con el cerebro, las redes neuronales y la médula espinal para producir no sólo datos sino conocimiento?

En su ponencia magistral “Redes neuronales, información y conocimiento”, el científico mexicano Pablo Rudomin explicó la complejidad del entramado neuronal conectado a la médula por medio de rutas fijas, así como la relevancia de los receptores sensoriales que proveen información sobre los eventos ocurridos en la periferia, para que el cuerpo del ser humano actúe y su mente piense.

Pensar se dice fácil, pero ello requiere de toda una serie de multifunciones que suceden en cuestión de microsegundos en el cerebro para que eventualmente la mente procese los datos, aprenda, cree hipótesis, resuelva problemas, calcule, actúe de forma anticipada y tome decisiones. Esa es la gran diferencia entre información y conocimiento, destacó el reconocido neurofisiólogo Premio Príncipe de Asturias.

Por otra parte, Rudomin indicó que gracias a la información de las terminales nerviosas y la capacidad para leer las actividades electroencefalográficas y el trabajo de la médula espinal (parte central de sus investigaciones), la ciencia ha logrado crear prótesis robóticas de brazos u otro tipo, que le han transformado la vida a las personas. Una muestra del siempre arduo e incansable trabajo del cerebro, enfatizó.