Con la ocupación del Antiguo Palacio de Medicina arranca el programa Cartografía de la Resistencia. Ocupaciones/ Desagravios

Viernes, 18 Mayo 2018 14:46

 

 

• Cartografía de la resistencia comprende una serie de ocupaciones coreográficas en sitios de gran carga simbólica para la historia de los movimientos sociales en México 

• El programa inicia con la ocupación del Palacio de Medicina el 23 de mayo, día en que se conmemora un violento encuentro entre policía y estudiantes que buscaban la autonomía universitaria 

• Cartografía de la resistencia es parte del proyecto M68

 

 

El 23 de mayo de 1929, fuerzas policiacas y el cuerpo de bomberos se enfrentaron con un grupo de estudiantes universitarios en la Plaza de Santo Domingo, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. En una placa de piedra ubicada en una de las columnas que sostienen los portales de la Plaza es recordado el episodio más violento en la lucha por la autonomía universitaria, el cual, además, dio origen a la conmemoración del Día del Estudiante cada 23 de mayo.

 

Ochenta y nueve años después, el edificio que albergó al tribunal de la Santa Inquisición será nuevamente ocupado, pero esta vez por un acto coreográfico a cargo de la compañía Asaltodiario. Esta ocupación, que se llevará a cabo el miércoles 23 de mayo, a las 11:00 horas, en el Antiguo Palacio de Medicina (Brasil 33, Centro Histórico), da inicio al proyecto Cartografía de la resistencia. Ocupaciones/ Desagravios, producido por la Dirección de Danza de la UNAM, en el marco del programa M68.

 

El concepto en el que se apoya el proyecto parte de la hipótesis de que la presencia corporal de los ciudadanos, aunada al discurso, transforman todo sitio de la urbe en una plaza pública, lo politizan. Así, determinados sitios en la ciudad han sido y, de cierta manera, siguen siendo, espacios políticos, sedes de la resistencia. Estos lugares (edificios, plazas, explanadas, baldíos), son vértices en los que convergen ejes políticos, históricos, simbólicos y arquitectónicos. Su ubicación en el trazo de la ciudad define una tipología de mapa político, describe una cartografía de la resistencia, que es necesario recorrer para resignificar sus múltiples sentidos.

 

El objetivo del proyecto Cartografía de la resistencia. Ocupaciones/ desagravios consiste en investigar y ubicar las coordenadas específicas del mapa político-urbano con el fin de ocupar los espacios con acciones coreográficas. Se usa el verbo ocupar como una respuesta a las acciones represivas utilizadas en 1968: el Ejército y la policía “ocuparon” espacios estudiantiles y plazas.

 

Lo que se busca ahora es ocupar de nuevo esos espacios, de nuevo con cuerpos, de nuevo con un fin político, pero ahora con una intención estética. Será una ocupación coreográfica de lugares tomados en 1968 por cuerpos represivos, pero también será una re-ocupación de sitios emblemáticos para otras resistencias, como la lucha por la autonomía universitaria en 1929.

 

El 27 de agosto de 1968 se llevó a cabo la manifestación más grande del movimiento estudiantil. El acto que coronó esa marcha fue el izamiento de una bandera rojinegra (símbolo internacional de la huelga), en el asta de la Plaza de la Constitución. Luego de desalojar a los quejosos, el gobierno del presidente Gustavo Díaz Ordaz decidió organizar al día siguiente un fallido acto de desagravio a la bandera, en tanto símbolo.

 

Se desagravia lo que ha sido agraviado, violentado. En ese sentido, las ocupaciones coreográficas que se proponen en Cartografía de la resistencia buscan constituirse como actos colectivos de desagravio ante la violencia; más que ritual, se constituyen como un ejercicio somático de acumulación simbólica: ocupar para transformar, para recodificar.

 

La primera ocupación de Cartografía de la resistencia se hará en colaboración con el Palacio de Medicina. La segunda intervención, a realizarse el 13 de junio en el Palacio de la Autonomía, se hace en colaboración la Fundación UNAM. La entrada es libre