El cambio climático, una problemática ética y moral, coinciden Noam Chomsky, Alicia Bárcena, Dan Schrag, Richard Somerville, Mario Molina y Lawrence Krauss

Jueves, 16 Noviembre 2017 10:58

 

 

Chomsky aseguró que el uso de combustibles fósiles ha provocado el aumento de la temperatura superficial del mar, y en los próximos años Estados Unidos se convertirá en el mayor productor de esta energía, por lo que a su parecer el gobierno de Trump continúa reproduciendo la máxima de Adam Smith, “todo para nosotros, nada para los demás”
• En la sala Nezahualcóyotl, los especialistas coincidieron en que el cambio climático es una problemática ética y moral por lo que hicieron un llamado a cuestionarnos la forma de vida y los valores que rigen la modernidad
• El debate formó parte del coloquio internacional Los acosos a la civilización. De muro a muro, una iniciativa de la UNAM y la Universidad de Guadalajara que tiene el propósito de hacer un diagnóstico y debatir acerca de las amenazas que enfrenta la humanidad y busca trascender en las agendas coyunturales
• El coloquio continúa con el panel Regresiones políticas y el futuro de la democracia en el que participan Claudio Lomnitz, Zizi Papacharissi, José Woldenberg, Héctor Aguilar Camín y Ricardo Raphael, que se realizará el 21 de noviembre a las 12 pm en la sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario
 
Un debate sin precedentes en el que se puso en la mesa de discusión las consecuencias económicas, políticas, sociales y culturales del cambio climático -y la urgencia de crear estrategias colectivas y ciudadanas en una época en la que gobiernos como el estadunidense niegan esta problemática, a pesar de la evidencia científica- se realizó ayer como parte del coloquio internacional Los acosos a la civilización. De muro a muro.
 
Destacados especialistas y científicos evidenciaron ayer que el cambio climático es una amenaza a la humanidad y al planeta que no puede esperar a ser atendida. Desde distintas áreas del conocimiento y corrientes teóricas económicas y políticas, Noam Chomsky, Alicia Bárcena, Dan Schrag, Richard Somerville, Mario Molina y Lawrence Krauss aseguraron que se trata de una problemática ética y moral por lo que hicieron un llamado a cuestionar la forma de vida y los valores que rigen la modernidad.
 
En la sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario, Noam Chomsky considerado como el padre de la lingüística moderna, lanzó una crítica severa al sistema económico que impera en la actualidad: el capitalismo.
 
En el debate organizado en colaboración con la Universidad Estatal de Arizona y el Proyecto Origins “Un gran debate del Proyecto Origins: cambio climático, consecuencias ambientales y sociales para México y el mundo”, Chomsky aseguró que el uso de combustibles fósiles ha provocado el aumento de la temperatura superficial del mar, y en los próximos años Estados Unidos se convertirá en el mayor productor de esta energía, por lo que a su parecer el gobierno de Trump continúa reproduciendo la máxima de Adam Smith, “todo para nosotros, nada para los demás”, y en este empeño el país norteamericano se quedará solo por haber decidido avanzar hacia la destrucción.
 
El pensador dijo que la forma sensata de actuar es acabar con este principio que se ha incrustado en las instituciones y organizarnos como sociedad y aseguró que lo más importante es tener la voluntad de cuestionar a las instituciones que han construido los valores que nos rigen actualmente. Consideró que las sociedades indígenas van a la vanguardia al tratar de “rescatarnos de nuestra locura” y proteger al medio ambiente.
 
El Premio Nobel de Química, Mario Molina, habló sobre los mitos que existen en torno al cambio climático, entre ellos refirió que el 97 por ciento de la comunidad científica está de acuerdo en que esta problemática es real y ha sido causada por acciones humanas; otra de las creencias es que las consecuencias del calentamiento se manifestarán hasta finales del siglo, sin embargo ya estamos viendo afectaciones claras con el aumento de temperaturas y la cantidad de dióxido de carbono que existe en la atmosfera.
 
Por último, dijo que es falso que no podríamos continuar con nuestras actividades sin los combustibles fósiles ya que existen otras alternativas como la energía renovable, y aseguró que confía en el ingenio humano para hallar soluciones que eviten el aumento de la temperatura en el planeta lo que traería consecuencias terribles.
 
Richard Somerville, integrante del Comité de Ciencia y Seguridad del Boletín de los Científicos Atómicos, habló sobre el compromiso de los países que conforman los Acuerdos de París, donde se establecen medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.
Somerville dijo que la iniciativa de París muestra el interés de tomar acciones urgentes, dado que no se pueden subestimar estos efectos, como lo ha hecho el gobierno de Trump.
 
Advirtió que negar los cambios severos en el medio ambiente, provocados por el cambio climático, pone en riesgo a la humanidad por lo que atender este problema es una cuestión ética y moral.
 
En ese sentido, el director del Centro de la Universidad de Harvard para el Medio Ambiente, Dan Scharg, aseguró que el tiempo es fundamental para buscar soluciones a esta problemática ya que nunca se ha visto como un tema urgente. “Es difícil, porque aún cuando nos vemos visto afectados por desastres naturales, provocados por el cambio climático, no pensamos voy a dejar de usar combustibles fósiles”, aseguró.
 
El geólogo hizo un llamado a reconstruir la infraestructura que conforma nuestro modo de vida moderno, a crear un proyecto tecnológico que incluya distintos aspectos desde la energía, la arquitectura, la agricultura, la conservación, el transporte y el gobierno para detener esta amenaza.
 
La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena aseveró que el camino es crear soluciones multilaterales y fue contundente al asegurar que el cambio climático es la evidencia de la gran falla del mercado, el capitalismo.
 
“El impacto del cambio climático es asimétrico, es cierto que no reconoce fronteras. Está llegando más fuerte al Caribe y a Centroamérica, a las zonas costeras, a las zonas más pobres, es verdad que los desastres naturales no son una causa directa pero la intensidad sí, y eso nos está costando en América Latina más de 300 mil millones de dólares”, explicó
 
Bárcena señaló que existe una crisis en los modelos de desarrollo que le apostaron al neoliberalismo, y la tecnología ha abierto brechas de desigualdad. Aseguró que la solución es generar acciones colectivas, ya que las corporaciones y un pequeño sector que concentra la riqueza en el mundo son los que están tomando las decisiones perjudiciales para la humanidad y el medio ambiente. Por esto, sostuvo, es fundamental terminar con la “cultura del privilegio” y crear cambios en el estilo de desarrollo.
 
El debate fue moderado por Lawrence Krauss, director del Proyecto Origins, que tiene como objetivo señalar la urgencia de debatir en torno a temas como el calentamiento global y el cambio climático en una época en la que a pesar de la evidencia científica, este fenómeno es negado por el actual gobierno de Estados Unidos que encabeza Donald Trump.
 
Este evento fue el primer encuentro que realiza el proyecto en México en colaboración con la UNAM con el fin de crear resonancia en el debate internacional, que atraiga la atención hacia los temas urgentes del panorama global y que, a su vez, ofrezca puntos de vista frescos y soluciones en torno a la problemática vigente.
 
Los acosos a la civilización. De muro a muro, fue inaugurado por el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, en compañía del rector de la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla, la vicerrectora y vicepresidenta de asuntos académicos de la Universidad Estatal de Arizona, Stephanie Lindquist, y el coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, Jorge Volpi.
 
Durante la inauguración, el rector de la UNAM urgió a derribar el muro de la desigualdad, que es el que genera pobreza, falta de oportunidades. Además dijo que este espacio es una declaración abierta de rechazo a cualquier tipo de muro que se desee construir, tanto real como metafórico, que impida el diálogo y la fraternidad entre seres humanos.
 
El coloquio internacional continúa con el panel Regresiones políticas y el futuro de la democracia en el que participan Claudio Lomnitz, Zizi Papacharissi, José Woldenberg, Héctor Aguilar Camín y Ricardo Raphael, que se realizará el 21 de noviembre a las 12 pm en la sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario.
 
A las 5 pm en la sala Carlos Chávez se realiza el conversatorio El liberalismo a prueba, en el que participan Enrique Krauze, Mark Lilla. Al terminar se llevará a cabo el panel Crisis del modelo neoliberal y nuevos órdenes económicos en el que participan Rolando Cordera, Susana Chacón, Carlos Antonio Heredia Zubieta, Federico Novelo y Eduardo Vega.