Inauguran M68: Memorial del 68 y Museo de los Movimientos Sociales

Viernes, 19 Octubre 2018 12:23

 

 

•  La exposición permanente muestra documentos, fotografías, audios, videos y piezas artísticas en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT) 
• El rector Enrique Graue cortó el listón inaugural junto con autoridades del INE, el Colmex, la Conapred y la UNAM 
• Siguen vigentes las demandas del pliego petitorio de los estudiantes del 68: Jorge Volpi 
• Los movimientos estudiantiles, sindicales y gremiales marcharon convencidos de la legitimidad de sus demandas y creyendo en el poder de las ideas: Lorenzo Córdova
 
 
 
Este 19 de octubre en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT) se inauguró  M68: Memorial del 68 y Museo de los Movimientos Sociales, una exposición permanente de más de mil 700 metros cuadrados donde se exhiben documentos, fotografías, audios y videos, además de piezas artísticas, como memoria colectiva para propiciar la reflexión sobre la importancia histórica del Movimiento Estudiantil que surgió hace 50 años.
 
En el acto de apertura, encabezado por el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, intervino el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, quien agradeció a la Universidad Nacional la invitación a colaborar con este proyecto de, dijo, gran trascendencia. “Hace medio siglo la falta de canales institucionales para participar en asuntos públicos se tradujo en la toma pacífica y convencida de calles y plazas. Con frecuencia manifestarse, ser crítico a las autoridades en la vida pública, implicaba entonces, literalmente, un riesgo para quienes ejercían sus más elementales derechos. Sin embargo, convencidos de la legitimidad de sus demandas y creyendo en el poder de las ideas, los movimientos estudiantiles, sindicales y gremiales marcharon por las principales avenidas de nuestro país para ser visibilizados y que sus voces fueran escuchadas”.
 
“Eran tiempos –añadió Córdova- en que el disenso y la crítica eran vistos como amenaza y no como diversidad. No existían prácticamente contrapesos al poder presidencial y tanto las diferencias políticas como las exigencias de los diversos grupos sociales se leían a través del lente del autoritarismo y de la intolerancia”.
 
El coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, Jorge Volpi, quien habló en nombre de la Universidad, hizo un breve recuento de las más de 300 actividades que se realizaron a lo largo de diez meses, desde enero hasta octubre, a fin de conmemorar los cincuenta años del Movimiento Estudiantil, para concluir con la apertura de este Memorial del 68.
 
Señaló que el pliego petitorio de los estudiantes que participaron en el movimiento de hace cinco décadas sigue vigente, pues entonces se buscaba un derecho y una justicia efectiva, que hoy en día es un tema pendiente. “Si bien en la actualidad no tenemos presos políticos, existe un sistema de justicia que no funciona en ninguna medida, mal diseñado e implementado, donde los poderosos siempre se salen con la suya, y donde la tortura es una práctica habitual. Es evidente que necesitamos de juicios justos, de procesos abiertos, de la presunción de inocencia como base y el respeto a los derechos humanos.
 
“En el México del 2018 se requiere también de indemnización a las víctimas, de verdad, justicia, reparación del daño y garantía de no repetición. El Movimiento de 1968 pedía un Estado de Derecho con leyes justas, que no protegiese sólo a los poderosos, pedía que se desentrañase la verdad de cada una de las situaciones de represión y violación a los derechos humanos, exigía un sistema de justicia que al día de hoy nos sigue faltando. Y es por estas razones que el 2 de octubre no se olvida”, concluyó Volpi.
 
En su turno, la directora general del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Alejandra Hass, refirió que la lucha es larga y no estamos cerca de haberla concluido. Consideró que las causas justas valen la pena y que el Memorial es una ventana desde la cual será posible ver el pasado y el presente. Asimismo, mencionó que la lucha por la igualdad no es sencilla, pues requiere de la valentía que tuvieron los jóvenes del 68. “Es una lucha en contra de los privilegios”, agregó.
 
Más adelante, el investigador Rolando Cordera dijo que gracias a su participación en el Comité Académico de las Conmemoraciones del Movimiento Estudiantil de 1968 ha podido transitar, junto con otros colegas, por el recuerdo y la reivindicación de una memoria fundamental para el México moderno y para más de una generación. ”Lo que temíamos algunos de que fuera un túnel de reclamo, melancolía y de recuento lúgubre, se convirtió en andar luminoso de descubrimientos, redescubrimientos, confrontaciones y hallazgos”.
 
La presidenta de El Colegio de México, Silvia Giorguli, comentó que la conservación de la memoria histórica, en particular del legado del 68, reflejó un proceso de construcción de ciudadanía con una parte muy trágica y dolorosa, pero aunada a  otra que se expresó llena de regocijo, reconstrucción y entusiasmo.
 
La subdirectora de Vinculación del CCUT, Sandra Lorenzano, mencionó que se llegó a uno de los puntos culminantes para conmemorar un movimiento que planteó una nueva forma de mirar el mundo, así como nuevos sueños y caminos hacia la utopía. Fue, dijo, un movimiento en el que se sentaron las bases de muchos de los derechos que hoy forman parte de nuestra realidad, “un movimiento que recordamos a medio siglo de su gestación en un México más democrático que entonces y, a la vez, más complejo, y con zonas de oscuridad más desgarradas y dolorosas”.
 
Al término del acto inaugural se realizó el corte del listón y se dio paso al recorrido por M68: Memorial del 68 y Museo de los Movimientos Sociales,que seguirá creciendo con base a las aportaciones que se hagan al repositorio digital M68: Ciudadanías en Movimiento.
 
RECORRIDO POR M68
 
La exposición permanente está integrada por 32 núcleos que incluyen objetos e imágenes de la versión anterior del Memorial del 68, contenidos nuevos directamente relacionados con las movilizaciones sociales y obras artísticas, dos de ellas comisionadas exprofeso para la inauguración de esta nueva exposición.
 
Entre las más destacadas están una Maqueta Interactiva que funciona con realidad aumentada por medio de dispositivos digitales y hace la reconstrucción de la matanza del 2 de octubre; un mural digital denominado Semillas, en el que se muestran los nombres de casi dos mil víctimas del Movimiento Estudiantil entre muertos, heridos, detenidos y desaparecidos; Objetos desobedientes, una sección en la que hay reproducciones de objetos y gráfica utilizados por los estudiantes para dar a conocer sus demandas; y Schisma, un videojuego en el que se manipula a una manifestante que lucha contra gorilas vestidos de policías.
 
Las dos piezas comisionadas exprofeso son El mexicano perfecto, de Plinio Ávila, reproducción de una oficina de la extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS) que habla de la paranoia que privaba en el mundo en los años 60 y 70 y como se construía desde el poder a los enemigos públicos; y Secret Memorialis, de la artista chilena Voluspa Jarpa, que reflexiona sobre documentos sensibles en torno al 68 provenientes de la DFS y la CIA para abordar el tema de la censura y la transparencia