Lance Wyman diseña nueva iconografía para el Memorial del 68

Martes, 18 Noviembre 2014 06:00


 

Lance Wyman diseña nueva iconografía para el
Memorial del 68

*El diseño del nuevo logo es creación del estadounidense Lance Wyman, referente de la gráfica e iconografía urbana

**El nuevo emblema alude al resurgimiento de los valores del Movimiento Estudiantil e inicio de la construcción de la memoria colectiva, ejes rectores del Memorial del 68

El Memorial del 68, ubicado en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, es un importante espacio simbólico para nuestro país y para la UNAM. Un recordatorio del Movimiento Estudiantil de 1968, uno de los acontecimientos sociales más significativos de la historia contemporánea de México, cuya orientación crítica estuvo dirigida a un modelo de gobierno marcado por el autoritarismo.

Este espacio emblemático estrena una nueva identidad gráfica realizada por el renombrado diseñador Lance Wyman (Estados Unidos, 1937).

El nuevo logo de este espacio del Centro Cultural Universitario Tlatelolco ha sido creado y donado por Wyman, autor del logotipo y sistema de señales utilizados en los Juegos Olímpicos de México en 1968 y de la iconografía del Sistema de Transporte Colectivo Metro del Distrito Federal, entre otros proyectos.

Trayectoria

Con más de 50 años de trayectoria, Wyman se ha consolidado como una de las figuras más importantes del diseño gráfico contemporáneo. Según contó el propio creador, estudió diseño industrial en el Pratt Institute (Nueva York), comenzó su carrera profesional en importantes firmas comerciales como General Motors y, posteriormente, en el despacho del icono-modernista George Nelson, donde estuvo a cargo de proyectos de exhibición en ferias internacionales.

En 1966 ganó, junto con Peter Murdoch, el concurso internacional para desarrollar el logotipo oficial y el sistema gráfico de los Juegos Olímpicos de México 68. También en nuestro país Wyman diseñó los emblemas del Sistema de Transporte Colectivo Metro, de la Ciudad de México, de la Copa Mundial de Futbol México 1970, de la Central de Abasto, de Papalote Museo del Niño y de Hoteles Camino Real, entre muchos otros.

El nuevo logo y su contexto

Cuando Wyman aceptó trabajar en el diseño de este particular logo, con todo el antecedente de su trabajo previo en las Olimpiadas y otras iconografías de los lejanos años sesenta en México, diversos recuerdos regresaron a su mente, según nos relata: “El Movimiento Estudiantil fue una experiencia muy emotiva para mí, especialmente cuando me di cuenta de que los estudiantes usaban los elementos que yo diseñé para las Olimpiadas, para elaborar sus propagandas contra el gobierno de Díaz Ordaz. Fue una encrucijada para mí porque yo no quería que los jóvenes del Movimiento Estudiantil cancelaran los juegos, pero también me sabía cercano a ellos en edad y cercano a ellos en simpatías. Cuando me invitaron a trabajar en un logo para el Memorial 68 pensé que se trataba de un desafío y de un gran honor, el diseñar una imagen que representase algo de lo que me siento parte”, compartió.

Wyman es un referente obligado del diseño en México, además del influjo meta-discursivo que sus creaciones tuvieron en el Movimiento Estudiantil de 1968, el transeúnte habitual del metro del Distrito Federal está fuertemente influido por su obra sin importar que desconozca el apellido Wyman. En aquella décima novena olimpiada, este creador llenó la ciudad con sus imágenes y símbolos; mismos que nutrieron la cultura visual de los estudiantes para erigir sus intervenciones: modificaron los diseños con una impresionante capacidad lúdica para acompañar sus demandas y exigir justicia. Los hicieron parte del movimiento y, en ese simple acto, el destino de Wyman se unió al de ellos.

Diseño

El logo contiene la paloma de la paz usada en la Olimpiada pero esta vez colocada sobre un 68: “Escogí usar las letras tipográficas del logo olímpico de México 68 y el ícono de una paloma del programa cultural de los juegos. Estos elementos fueron muy empleados también por los estudiantes en 1968”, destacó.

De tal manera Wyman evoca el renacimiento de los valores del Movimiento Estudiantil después de la matanza del 2 de octubre, al mismo tiempo que agrega una diferencia interesante: “La única diferencia consiste en que las letras circunscriben Memorial 68 y la paloma levanta el vuelo desde el número 68 como un fénix”, describió.

Este logo trazado específicamente para el espacio situado en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco responde a una iconografía muy específica donde se conjuga parte del estilo antiguo del diseñador estadounidense y algo más: “El propósito del Memorial 68 es recordar 1968 y también recordar que existen soluciones alternativas a la violencia, como lo revelaron los estudiantes de aquellos días”, explicó el entrevistado.

Lance Wyman evocó que vivió grandes experiencias trabajando en el comité de las olimpiadas mexicanas del 68 pero al mismo tiempo se impactó mucho al darse cuenta de la importancia del Movimiento Estudiantil y de lo que este reclamaba. Ahora, 46 años después, de regreso en México, con un nuevo diseño para conmemorar a los estudiantes de esa primavera mexicana en el Memorial 68, Wyman invita a no olvidar: “Nunca imaginé que podría regresar 46 años después y tener la oportunidad de diseñar el logo para el Memorial 68. Espero que mi diseño nos ayude a explorar caminos positivos para lidiar con nuestros grandes problemas actuales”, concluyó.

El Memorial del 68, cobijado ahora por la nueva insignia wymaniana podrá ser visitado en el CCUT, a un costado de la inevitable, la persistente, la jamás olvidada Plaza de las Tres Culturas.