Buscan con Museo Expuesto desarrollar una mirada crítica en los espectadores

Sábado, 19 Octubre 2013 06:00


Buscan con Museo Expuesto desarrollar una mirada crítica en los espectadores

*El proyecto inaugura la Sala de Colecciones Universitarias del Centro Cultural Universitario Tlatelolco

**Abierta al público hasta el 30 de noviembre de 2014

“En un mundo en el que la mayoría de la información que absorbemos es visual, los museos de arte emergen como espacios públicos cruciales. No sólo porque preservan el pasado, sino porque –al menos en teoría– tienen el poder de enseñarnos cómo ‘ver’ de manera más crítica y cómo transformarnos en observadores activos no solamente del arte, de hecho eso a lo mejor es lo de menos, sino de la publicidad, moda, televisión o el paisaje urbano, los cuales nos dominan diario…”.

Así lo consideró el historiador del arte y curador James Oles durante la inauguración de Museo Expuesto. La colección de arte moderno de la UNAM 1950-1990, muestra que abre la Sala de Colecciones Universitarias del Centro Cultural Universitario Tlatelolco y que permite al público conocer cómo funcionan diversos procesos en los museos. Se trata de una exposición para ser vista y ser leída que ofrece herramientas para experimentar de manera crítica otras tantas.

En ese contexto, Graciela de la Torre, directora general de Artes Visuales de la UNAM, destacó el alto nivel del proyecto museológico que representa la Sala de Colecciones Universitarias, que puede considerarse el primer laboratorio curatorial en México.

“Sin temor a equivocarme, la importancia del proyecto de la Sala estriba en la aventura de ir más allá de la curaduría de un proyecto expositivo que podría haber hecho un uso cómodo de la riqueza y abolengo de las colecciones de nuestra Universidad”, destacó.

Más allá de ello, precisó, lo que proporciona una contundencia insólita al proyecto es que el curador ha dejado a un lado la perspectiva preservacionista del objeto y de la memoria para dar una vuelta de tuerca al proceso de educación y aprendizaje de las audiencias.

De acuerdo con De la Torre, Museo Expuesto es el primer ejemplo del ejercicio museológico que plantea la Sala de Colecciones Universitarias, un ejercicio único en su tipo que revela la complejidad del proceso museal, al tiempo que anima el carácter hermenéutico de la experiencia del visitante. Con ello, se abren vías al quehacer del curador en el museo y se activa el diálogo con otras colecciones universitarias y todas aquellas que en adelante se asocien al proyecto.

“Este laboratorio curatorial convierte a la exposición misma en un dispositivo semiótico espacial, provocando en el público una diversidad de acciones que se añaden a la exposición misma, con resultados expuestos pero no previstos. Aquí las colecciones se convierten en la primera forma de mediación, ajenas a la contemplación pasiva del visitante (privativa de los museos de arte), provocando su curiosidad, conocimiento, apreciación, disfrute y, sobre todo, apropiación”, dijo.

Por otra parte, Jorge Jiménez Rentería, director general del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, destacó el carácter universitario, colectivo y colegiado del proyecto. Asimismo, insistió en que sus líneas de trabajo académico serán desarrolladas en colaboración con diversas áreas de la Universidad y de instancias y personas afines.

“El proyecto cuenta con la participación de un Comité Académico que de manera permanente, y mediante la participación abierta, libre, equitativa, entre pares, privilegiando el intercambio de ideas, conocimientos y experiencias en beneficio de la generación y difusión del conocimiento, estudiará y propondrá diálogos y nuevos debates en torno a las obras, artistas, momentos, técnicas, etc.”, indicó.

De la Torre, Jiménez Rentería y Oles coincidieron en destacar la labor del equipo de museografía, a cargo de Fernando Castro, del equipo del CCUT, así como del curador Julio García Murillo, quien es coordinador de la Sala de Colecciones Universitarias.

Una exposición sobre una exposición

El primer público de la muestra se encontró con diversas sorpresas. En uno de los primeros núcleos halló, por ejemplo, una nota que evidenciaba incluso los percances posibles durante un montaje, como que los colores de los textos de sala se confundan con el color de las paredes.

Museo Expuesto, a su vez, genera nuevos diálogos entre obras de las colecciones de la UNAM, como el que conjunta los dibujos para el Estadio de Ciudad Universitaria (1954), de Diego Rivera, con los Balones acelerados(2005), de Gabriel Orozco. Ejemplifica, por ejemplo, el nacimiento histórico de la noción de cubo blanco. Incluso presenta guiños con la propia historia de la gestión en artes visuales en la Universidad, como en el caso del trabajo de Helen Escobedo.

La muestra presenta obras de artistas que trabajaron en México entre 1950 y 1990, tarea en la que revisa la tensión histórica entre el arte moderno y el arte contemporáneo. Como primer proyecto de la Sala de Exposiciones Universitarias, presenta once núcleos que abordan de manera crítica los mecanismos de la exposición de objetos, procesos y conceptos en un museo, aspectos que generalmente son invisibles para los visitantes.

Museo expuesto ofrecerá actividades e interacciones con distintos públicos. Entre ellas, dinámicas de activación comunitaria como charlas, seminarios y propuestas de trabajo con diferentes institutos de la UNAM y externos.

En la Sala de Colecciones Universitarias, fundamental para la formación de nuevos curadores se trabajará de manera principal con las colecciones de la UNAM y con otras que la complementen. En Museo expuesto, por ejemplo, participan también las colecciones Lourdes Sosa, Rafael y Alejandra Yturbe, Lourdes Grobet, Pablo Ortíz Monasterio y la de Miguel S. Escobedo –hermano de la artista y gestora Helen Escobedo–, quien cuenta con una de las colecciones más importantes sobre arte posterior a los años cincuenta en México.

Durante la permanencia de esta muestra inicial se realizarán rotaciones de obras. En la primera de ellas conviven trabajos de artistas de distintas generaciones, tales como David Alfaro Siqueiros, Enrique Bostelmann, Shimotani Chihiro, Arnaldo Coen, Armando Cristeto, Marco Antonio Cruz, José Luis Cuevas, Javier de la Garza, Rafael Dóniz, Helen Escobedo, Héctor García, Gelsen Gas, Lourdes Grobet, Javier Hinojosa, Graciela Iturbide, Oishi Kazuyoshi, Leandro Katz, Marcos Kurtycz, Nacho López, Narita Masumi, Carlos Mérida, Enrique Metinides, Pedro Meyer, Maruch Sántiz Gómez, Gabriel Orozco, Pablo Ortiz Monasterio, Diego Rivera, Vicente Rojo, Kazuya Sakai, Melanie Smith, Gerardo Suter.

La muestra Museo expuesto. La colección de arte moderno de la UNAM 1950-1990, que inaugura la Sala de Colecciones Universitarias del Centro Cultural Universitario Tlatelolco de la UNAM, se exhibirá del 19 de octubre de 2013 al 30 de noviembre de 2014.