Concluye el domingo 10 de diciembre la puesta en escena 140, un algoritmo escénico que consiste en la suma de números, palpitaciones, letras, escena y teatro. Lo que este tipo de teatro ofrece es renovar el formato teatral a través de la extracción de una unidad mínima dramática o escénica. Además se trata de abordar un teatro conciso y divertido, que contenga ciento cuarenta caracteres, alientos, vidas, minutos.    
Del jueves 7 al domingo 10 de diciembre tienes oportunidad de ver Nada siempre, todo nunca, una obra del Colectivo Macramé creada “a partir del cansancio, el desgaste y la precariedad”. Es un convivio escénico y una puesta en escena interactiva donde la participación de los asistentes es primordial porque se convierten en creadores y colaboradores de la puesta en escena.   
La Huida de Quetzalcóatl es la única obra dramatizada del doctor Miguel León-Portilla, escrita cuando el maestro emérito de esta casa de estudios tenía sólo 29 años de edad.   
Este jueves 6 de diciembre será la última función de la puesta en escena Ágora (Qué hacer con tus macetas rotas), la cual es un espectáculo que genera un espacio de diálogo y debate lúdico sobre un nuevo modelo democrático post-representativo. En él se sientan las bases de una sociedad en la que el ciudadano está llamado a jugar, como nunca antes, un papel decisivo.